Apagando incendios con una regadora. Gracias por escuchar “Despistes e infelicidad, con David Casas 1×14“.

Tras el padrón navideño, volvemos en @Campanasixers para traer la más que volátil actualidad del equipo. Con un récord de 23-12 nos colocamos en un decepcionante 5º puesto del Este, sin terminar de dar la tecla de la tan ansiada consistencia. Uno de los programas mas complicados a los que hemos hecho frente, que no por ello ha sido razón para dar la mano al optimismo sobre este grupo. 

  • Dallas Mavericks 117 – 98 Philadelphia 76ers
  • Washington Wizards 108 – 125 Philadelphia 76ers
  • Philadelphia 76ers 125 – 109 Detroit Pistons
  • Milwaukee Bucks 109 – 121 Philadelphia 76ers
  • Philadelphia 76ers 97 – 98 Orlando Magic
  • Philadelphia 76ers 116 – 117 Miami Heat

Quien nos iba a decir en julio que aún en diciembre íbamos a seguir siendo aquel equipo de la 18/19. No por el fortín que habíamos montado en el Wells Fargo, si no por el queso gruyer que seguimos siendo lejos de él. Ha sido un día de terapia y de reflexión de cómo poder gestionar estas situaciones.

Tras la resaca contrata Miami, Dallas siguió sacando las vergüenzas con la zona 2-3 y hasta bien mediada la semana no logramos sacar dos victorias fáciles frente a rivales menores. Entonces, llegó el ansiado día de Navidad, de esas noches en las que tienes que demostrar de que pasta estás hecho.

Y que manera de hacerlo, los Sixers destrozaron por completo a unos Bucks anulando completamente a un Antetokounmpo perdido y con un Budelholzer que solo podía mirar y preparar la vaselina. Pero, de qué sirve ser los mejores solo por una noche?

Los próximos partidos han terminado por hacer estallar a gran parte de la afición Sixer. Duras derrotas con errores en momentos clave que nos han privado de disfrutar de unas Navidades tranquilas. Ahora mismo nos encontramos en un momento neutro, apagando incendios con una regadora y sin saber hacia donde tirar.

Intentamos descifrar por qué los Sixers tienen la mayor diferencia de toda la liga entre su mejor y su peor versión, cómo gestionar los minutos de Embiid y proponemos algunos posibles cambios en la rotación.

Emilio Guerrero (@EmilioGue16)

Eneko Isasi (@Sixaxis_92)

Sergio González (@SergioB2B)

Santiago Arxé i Carbona (@santi_arcar)